El café de Enero

Echo de menos el Blog.

Desde que empecé el Taller ha cambiado mi manera de entender la escritura. Desde mi nueva óptica, el escribir cómo lo hacía hasta ahora me parece un suicidio. Totalmente en brújula, sin reposo, ni revisión. Una locura total.

Por eso he cerrado el blog. Pero al hacerlo también he dejado de escribir reflexiones.

Hoy vuelvo, de forma íntima y privada. Y la revisión mensual es la mejor manera de hacerlo.

Comenzamos mes, año y ciclo.

Siento que los últimos tres años han sido los cimientos de lo que está por venir.

Han ido sembrando serenidad y paz en i interior. Por primera vez en mi vida me siento capaz de gestionar mis emociones y vivir con perspectiva.

Ayer disfrutamos de unas campanadas en familia, los tres juntos, con nuestra Babau despierta e ilusionada. No concibo mejor forma de hacerlo.

Con el 2017 empieza un nuevo camino y estoy feliz de poder disfrutarlo.

Nota: Este es uno de los post que escribí en privado, una reflexión que no esperaba ver la luz, con la vuelta al blog en septiembre decidí publicar los cafés tal cual estaban, para dar coherencia a mis reflexiones en el tiempo. La foto de esta entrada es de mi querida Inma.

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s