El café de Noviembre.

Octubre han sido 31 días de montaña rusa, de esas muy largas, en las que te da tiempo a tener muchos estados de ánimo y que acaban en el hartazgo. Difícilmente puedo hacer mi valoración personal sin tener en cuenta la situación política del país.

Es una situación en la que todos nos hemos posicionado y de la que por fuerza hemos tenido que hablar hasta con nuestros pequeños.

De política no escribiré y tampoco de lo que opino a nivel personal, pero sí quiero hablar de la idea con la que hemos educado a nuestra hija.

Creo que el lugar en el que nacemos es accidental, un cúmulo de circunstancias que no hemos elegido conscientemente. Y ese lugar, no te pertenece más que a otra persona. Tenemos el derecho a elegir dónde vivir o de dónde nos sentimos y nadie nos puede hacer sentir lo contrario, simplemente porque todos somos seres humanos pertenecientes al mismo planeta. Por mí, incluso eliminaría las diferentes clasificaciones de raza y la dejaría en una única: “humana”.

Comparto relaciones sentimentales, de trabajo y escolares con gente de diferentes lugares; y lo entiendo como algo positivo y enriquecedor. Una cura de humildad frente a muchas ideas impuestas históricamente y la mejor manera de educarnos con una mente abierta y tolerante.

Entiendo que vivimos en un mundo con fronteras, pero éstas no deben ser limitadoras o excluyentes, y menos mentales.

El miedo y la ignorancia hacen que nos cerremos y tomemos la opción más drástica y fácil como la mejor. Mi propia hija me dijo que a ver por qué tenía que venir nadie a nuestra isla. Sin darse cuenta de que su propia madre nunca la habría tenido sin haber venido hace mucho tiempo de afuera.

Pensemos antes de hablar y evitemos herir a quienes nos rodean, incluso recomendemos a nuestros hijos que es mejor no hablar en el colegio. Cada uno de nosotros tiene derecho a tener su opinión, pero antes de las ideologías están las personas. Hablemos como personas sobre nuestras ideas, no defendamos vehementemente nuestras ideas sin ser personas.

Una madrileña que vive en Mallorca y se siente menorquina.

 

2 comentarios sobre “El café de Noviembre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s