Sessha.

Hace tanto tiempo, que he mudado la piel.

Desconfié y me perdí.

Me cubrí de miedo y de inseguridad.

Me desdibujé.

Y me convertí en alguien, que no era.

Y, a la vez,  pasó todo lo contrario.

Confié y me encontré.

Desnudé mi alma.

Me miré y me ví.

Y descubrí: que quién soy, es inmutable.

Deja una respuesta

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Salir /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Salir /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Salir /  Cambiar )

Conectando a %s