Kanon

Hace un tiempo formulé unas de las afirmaciones más sorprendentes de mi vida: “No tengo amigas”. Incluso mi Horáculo, que parece conocer todas las respuestas me miró sorprendida.

No me sentía sola, ni triste, ni desamparada. Estaba rodeada de gente que me quería y a la que quería. Me sentía respaldada y sabía que si necesitaba hablar, consejo o un favor no tendría problema en conseguirlo a mi alrededor. Pero no tenía una amiga.

Admitirlo y exteriorizarlo fue el comienzo de preguntarme el por qué. Había varios factores. Un concepto muy elevado de la amistad, tal vez erróneo, por idealizado y mis circunstancias personales, entre otras cosas.

Eso fue hace más de un año.

Ahora tengo amigas,  amigas con mayúsculas. Pero hay una en especial de la que quiero hablar.

Mi amiga Kanon.

Hace mucho tiempo que quiero dedicarle un post, porque cada minuto que paso con ella me hace crecer exponencialmente. Me habla como si estuviese al nivel de sus palabras. Es exigente, perfeccionista y creativa. Es profesional de una de mis aficiones y no se guarda nada. Expresa lo que piensa de mi trabajo sin tapujos. Cuando acabo de escucharla creo que nunca voy a seguir sus consejos y por un tiempo es así. Pero poco a poco me doy cuenta de que mi trabajo me lleva donde ella me decía y que tenía razón.

Kanon me corta las alas para que crezcan con más fuerza.

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s