El café de Abril

Abril es mi mes, el mes en que nací. Y haciendo justicia a mi personalidad elegí el último día. No me van las cosas fáciles, aunque debería decir iban y así voy cambiando pautas.

Hoy es uno de esos días en que un perro verde, con alas y hocico de arcoíris parece más normal que tú.

Mi Oráculo dice que nuestro cumpleaños es una fecha que nos pone a prueba, nadie es inmune a su poder. Depende el año y la edad en la que te encuentres te pilla de una forma u otra. Pero siempre te obliga a abrir un poco la conciencia y ver en qué punto te encuentras de tu vida.

También me habla siempre de la “Ley del Péndulo” y de cómo para avanzar hay que retroceder.

Pues no sólo he retrocedido, me he caído de culo. Llevo tantos días priorizando mi trabajo, ampliando horarios y desoyendo a mi cuerpo que me ha caído una losa en la cabeza.

Año tras año aprendo y mejoro nunca es tan grave como años atrás, porque el listón ya no es el mismo. No me permito caer tan bajo, porque tengo los límites más claros. Pero qué fácil es volver a las viejas dinámicas, que arraigadas tenemos las costumbres y que inseguros nos sentimos al tener que cambiar. O que perezosos. No tengo muy claro cómo llamarlo.

Pero caer implica levantarse, superarse y mejorar. Me queda toda una vida de caídas, remontadas, triunfos, derrotas y todas las ganas de llevarlo a cabo.

 

 

 

 

 

 

Un comentario sobre “El café de Abril

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s