Te echo de menos.

“- Y cuando te hayas consolado (siempre se encuentra consuelo) estarás contento de haberme conocido. Serás siempre mi amigo. Tendrás deseos de reír conmigo. Y abrirás a veces tu ventana, así…, por placer…Y tus amigos se asombrarán al verte reír mirando el cielo.”

El Principito.

 

Me cuesta escribirte, pero no quería que pasase este día sin dedicarte unas palabras, me cuesta porque no quería que fuesen tristes, aunque te tengo que confesar que he llorado tu ausencia como lo hice hace un año.

No soy capaz de pensar en ti sin emocionarme. Tu huella en casa es profunda y aún hay mucho de ti en nuestras vidas.

Pero, si hay algo que he añorado este año, es poder abrazarme a tu enorme cuello. Siempre fuiste una fuente de alegría y de consuelo. Contigo nunca me sentí sola y llenaste mi vida de preciosos paseos, juegos y anécdotas.

Por ello, hoy te recordaré feliz en tu enorme charca de mar, intentado pescar peces durante horas sin conseguirlo. O sentada en la terraza disfrutando del sol. O subida en la escalera vigilando el barrio. O tumbada a mi lado, en el suelo de la habitación roncando en nuestra interminables siestas.

Y sé que llegará el consuelo y el día en el que sólo te recuerde con alegría.

 

 

 

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s