El jardín de mi padre.

Me reclamaste a tu lado,
en el momento en que una vida
germinaba en mi interior.

Un encuentro,
sin palabras,
sin contacto.
Dos desconocidos.
Una promesa.
Un compromiso.

A nuestras espaldas,
un desierto
sembrado de espinas,
de sangre inventada
que justificaba ausencias incomprendidas.

La promesa se ahogó
en un manantial de dolor
contenido en lágrimas
que mecían la nueva vida.

Y mientras ella se gestaba,
emprendí el viaje,
ese en el que te traje a casa,
dentro de una fría urna.

Tardé tiempo en encontrar el valor
para dejarte marchar,
y mucho más para aceptarte.

Al abrazar el origen,
rebrotaron las raíces,
en ese jardín que tú creaste
y en el que ambas florecemos.

2 comentarios sobre “El jardín de mi padre.

  1. Uhhhh.!!!!…cuanto contenido en tan pocos renglones…hay preguntas sin respuestas…ROCIO.!!!…yo aún las tengo en el porqué de las cosas…has sembrado VIDA lo más esencial en este mundo…y un AMOR inconmensurable a tu alrededor…eso tiene que cimentar tus pies en la tierra…AMOR¡¡¡¡…EL MOTOR DEL MUNDO…lo que me ha sacado de todos los pozos en que caí…un abrazo como el que te hubiera dado el si estuviera aquí…😢😢😢…

    Le gusta a 1 persona

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s