El poder de la palabra

Se hace difícil escribir sin nombrar lo que ha pasado este fin de semana. Hace poco que hablé de este tema en un post  “Sshhh,a veces paso de puntillas” , por lo que prefiero no reiterarme.

Esta semana se me resistía.  No encontraba esa sensación, idea o sentimiento al que engancharme para escribir. Hasta este mismo mediodía, en el que en medio de una divagación, he recordado un momento muy especial de mi vida.

Fue hace muchos años, no recuerdo muy bien que edad tenía, pero andaba por los 18, tuve la primera pérdida de una persona querida. Al dolor, se me sumo una inesperada sensación de tranquilidad. En ese momento, supe que estaba tranquila, porque le había dicho todo lo que quería que supiese. Me guardé eso como una valiosa enseñanza.

Hasta hoy, intento decir a personas de mi entorno, qué es lo que siento por ellas. Tiene un gran impacto y siempre es positivo.

Pero no siempre es tan fácil. Hay personas muy queridas, especialmente importantes en mi vida, con las que no es tan sencillo.

El poder de la palabra, de la comunicación, tiene lugar cuando es fluida. Y a veces en las relaciones, personas como yo, creemos necesitar defendernos con muros. No hay nada más negativo. Un muro no te defiende, sólo frena el flujo, de lo bueno, de lo malo, de lo que sale y de lo que entra. Por lo tanto, esa barrera te aleja de las personas. En vez de cuidarte, te daña.

Una vez comprendido, sólo queda liberarse.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s